La compañía Frutos Secos El Rincón fue fundada el año 1984 con un objetivo importante, que sus dueños Concepción y Antonio pudieran pasar más tiempo juntos. Sus horarios de trabajo eran incompatibles en esa época por lo que decidieron poner esta solución.

 

Primero abrieron una pequeña floristería en un barrio de Zaragoza llamado Torrero, a la cual llamaron por razones de espacio El Rincón de las Flores. La acogida que tuvieron fue increíble por lo que decidieron trasladarse a un espacio mayor dejando aquella tienda vacía. Eran unos 20 m2 que sus dueños no quisieron dejar olvidados y que resultaron ser la primera tienda de Frutos Secos El Rincón. Su originalidad se basaba en disponer de una gran variedad de productos, que hasta el momento se vendían en diferentes tipos de tienda, una cuidada atención al cliente y sobre todo la filosofía de venta autoservicio.